Yoga en el embarazo

Gráfico1

Muchas veces se suele relacionar al embarazo con el reposo. Pues no, nada más lejos de la realidad, siempre y cuando tu embarazo sea normal y no tengas complicaciones, es aconsejable realizar ejercicios.

Si bien no estarás para una maratón, hay distintos tipos de ejercicios que son buenos y te ayudarán al momento de parto.

Personalmente aconsejo la práctica de yoga. El yoga trabaja directamente sobre la mente de la madre, logrando un estado de mayor concentración y relajación en cada ejercicio que práctica.

La respiración es el puente entre el cuerpo y la mente. Aprendiendo a respirar correctamente, podrá permanecer serena y logrará una buena relajación en el momento de las contracciones.

Pero el yoga no es sólo relajación, con las assanas o posturas, fortalecerás la musculatura de las piernas y el sacro-coxis y facilitarás la apertura de la pelvis.

El yoga trabaja mucho con la mente, te ayudará a sentirte fuerte y confiada en ti misma. Te permitirá un buen cuidado de tu cuerpo y te proporcionará un buen descanso.

Si aprendes a conocer mejor tu cuerpo también podrás controlar mejor sus molestias.

Después del parto puedes retomar las clases de yoga, te ayudarán eficazmente a recuperar tu figura y a volver a tu elasticidad.

Pregunta a tu médico para quedarte más tranquila antes de comenzar cualquier actividad física.

Deja un comentario