Yo quiero hijos y él no

¿Qué hace una cuando quiere quedarse embarazada y su pareja no quiere? Tengo una amiga que este año cumplirá 30 y que quiere quedarse embarazada ya, pero su pareja quiere esperar. Ya llevan varios años discutiendo el asunto y él siempre encontraba excusas convincentes, como que el piso era pequeño, la inestabilidad laboral… Ella ha peleado mucho por hacer frente a todos los impedimentos y ahora que tienen un piso mayor y que los dos están trabajando más o menos bien, no quiere esperar más. Pero él sigue dando largas ¿qué salida le queda?

Es en estas situaciones cuando una se plantea si no debería haber tratado este tema antes con la pareja. Si el planteamiento de vida de cara al futuro es diametralmente opuesto para uno y para otro, tal vez no es la pareja que buscábamos. Pero llegar a esta conclusión con 30 años y cuando compartimos una vida en común es, cuando menos, descorazonador.

En este momento cabe preguntarse qué pesa más, si el amor hacia esa persona o la llamada de la maternidad. Una amiga decía que ella no tenía instinto maternal, pero que de todas maneras quería ser madre “porque de tener hijos rara vez te arrepientes, pero de no tenerlos es más probable arrepentirse”. Yo no sé si quienes han decidido no ser madres se plantean alguna vez, llegadas al otoño de sus vidas, si hicieron lo correcto, pero también podemos encontrarnos con un hijo y solas, porque al dar prioridad a la maternidad quizá no elegimos a la pareja adecuada.

No existe una solución para este dilema, es cuestión de poner ambas cosas sobre una balanza y de imaginar nuestra vida en un futuro en ambas situaciones: con hijos y sin ellos. Pero tampoco hay que engañarse, ni ser madre es todo lo ideal que nos lo pintan, ni nadie te garantiza que ese hombre vaya a ser tu pareja para siempre.

Deja un comentario