Ya gatea…¡peligro en casa!

Gatear es buenísimo para el desarrollo de los bebés, ya que les ayuda a fortalecer y desarrollar los músculos y huesos de todo el cuerpo. A tu hijo o hija le encantará la independencia para explorar el hogar pero esto también implica nuevos desafíos para padres y madres. Deberemos tomar algunas precauciones en casa.

La mejor solución es que padres y madres gateen por la casa para evaluar qué áreas son especialmente peligrosas. Tendremos que quitar los adornos de cristal, anclar los muebles pesados a la pared, esconder y asegurar cables, proteger los enchufes y, si vivimos en una casa de dos pisos, colocar una barrera o reja para que el bebé no corra peligro.

Cuando comienzan a gatear, no debemos preocuparnos si al principio sólo se balancea como si fuera a avanzar hacia atrás. Muchos bebés comienzan el proceso de gateo así, pero con el tiempo se hará más fuerte y verás lo veloz que será. Además, hay diferentes maneras de gatear, incluso hay bebés que se arrastran sentados.

Cada vez se dan más casos de bebés que se saltan la etapa del gateo. Aunque no es preocupante deciden caminar antes que gatear, personas expertas dicen que no es recomendable saltarse esta etapa por los beneficios que implica gatear. Cuando el bebé gatea, aprende a controlar su equilibrio, a coordinar sus manos y pies y a fortalecer los músculos de sus piernas, todos factores importantes a la hora de caminar bien en el futuro.

Deja un comentario