Visita al super: misión imposible

Si tu niño es de lo que no paran quietos y una salida tan simple como hacer la compra se vuelve una tortura para ti, aquí te dejo algunos consejos que quizás te ayuden a hacer algunas salidas más relajadas.

Una buena idea es hacerlos partícipes de las salidas, por ejemplo podemos hacer la lista de la compra con ellos, que sean parte los entusiasmará. Podemos abrir la nevera y que ellos miren que cosas hacen falta, lo mismo con la despensa. Así también le estamos enseñando los distintos tipos de alimentos.

Al momento de ir al super puedes darle una lista, con dibujos si son pequeños, para que ellos vayan buscando en los pasillos las cosas que necesitamos comprar.

Si aun es pequeño y puedes llevarlo dentro del carro de la compra mucho mejor.

Una recompensa también es bueno, si logran comportarse bien, entonces podremos visitar el pasillo de las golosinas, por ejemplo, y darles un premio por ayudarnos tanto a comprar, o de vuelta a casa premiarlos con algo que les guste de verdad.

Verás que poco a poco lo tomarán como un trabajo más y lograrás no estresarte tanto a diario cuando tengas que comprar, con las recomenzase los chicos aprenden a obtener lo que realmente les gusta y lo valoran.

No te olvides de felicitar siempre que tu niño logre un buen comportamiento.

Deja un comentario