Virus sincital respiratorio

El virus sincitial respiratorio (RSV por sus siglas en inglés) infecta a la mayoría de los niños y niñas más pronto o más tarde (por lo general antes de que cumplan 2 años). A menudo empieza con los típicos síntomas del resfriado. De hecho, para muchos bebés y niños pequeños, este virus no es más molesto que un resfriado.

Sin embargo, en algunos casos, los síntomas leves propios de un resfriado (como mocos, un poco de tos y una fiebre baja) evolucionan y se convierten en una tos más intensa, dificultad para respirar y a veces respiración sibilante o resollante. Tu bebé quizás esté también irritable e inquieto y tenga poco apetito.

www.guiadelnino.com

Es importante llamar a tu doctor o doctora si crees que tu bebé puede tener RSV, ya que este virus es la causa más común de dos complicaciones pulmonares — bronquiolitis y neumonía — en los bebés.

Tanto la bronquiolitis (una enfermedad que inflama las vías respiratorias más pequeñas de los pulmones y las llena de moco, bloqueando el paso de aire) como la neumonía (una infección e inflamación de los pulmones), pueden ser peligrosas — e incluso mortales — para los bebés, especialmente aquellos que tienen menos de 6 meses. El RSV también puede causar infecciones de oídos.

La mayoría de las infecciones leves por RSV se curan en cinco a siete días. Si tu bebé tiene una infección más seria, puede tardar más tiempo en recuperarse y la tos le puede durar semanas.

Deja un comentario