Viajes en coche

La seguridad es muy importante para todos y todas las pasajeras de un coche, pero lo es más todavía, si viajan menores. No importa lo largo o corto que sea el trayecto, el niño o la niña debe ir siempre bien sujeta y controlada. Si no lo hacemos, podemos exponerles a peligros, en ocasiones, muy graves.

Hay algunas reglas para realizar un viaje seguro como es que el o la menos viajen siempre en el asiento de atrás del coche. Para ello debemos utilizar una silla de seguridad homologada y adecuada a su talla y a su peso. Deberemos seguir las instrucciones al pie de la letra para asegurarnos que quede perfectamente anclada.

Cuando viajamos con niños y niñas, no solo debemos revisar la silla de seguridad, sino que sería bueno revisar el vehículo entero.

Nunca es tarde para que enseñemos a nuestros hijos e hijas a comportarse con prudencia. Por ejemplo, a bajarse siempre del lado de la acera, a no molestar al o la conductora…

Cuando la persona conductora viaja a solas con el niño o la niña es aconsejable que le instale en la parte derecha del asiento trasero, así podrá tener contacto visual y vigilarle.

Hay muchos niños y niñas que se marean en los coches, sobre todo después del primer año. Por eso, es conveniente observar ciertos síntomas como sudor frío, palidez repentina o el aumento de la respiración. Podemos colocarle en la parte central del asiento trasero par que fije la vista en la luna del conductor o hacer un pequeña parada que tome un tentempié a base de alimentos sólidos.

Deja un comentario