Viajes en coche, que no sea una pesadilla

Si estamos pensando en realizar un viaje en coche, aunque no se demasiado lejos, por lo general a los niños les parecerá una eternidad. Estaremos escuchando frases como “¿falta mucho?”, “¿cuándo llegamos?” constantemente.

Hay varias cosas que nos podemos adelantar antes de que el viaje se convierta en una pesadilla. Primero que nada debemos enseñarles lo importante y fundamental que los niños vayan sentados en sus respectivas sillas y con el cinturón puesto. El peligro que supone un niño sin cinturón no sólo es al momento de un accidente sino que puede causar distracción en el conductor que estará más pendiente del pequeño que de la carretera. Por eso antes de subir, explicarle con claridad y seriedad este tema.

Para hacer un viaje más placentero y llevadero podemos sugerirles que lleven algún juguete favorito o algún libro para que se entretengan. También podemos hacerlos parte de este viaje mostrando y descubriendo distintas cosas al lado de la carretera. Juegos como el “veo, veo” son una buena opción para que se distraigan y no piensen en el tiempo que está pasando.

Asegurarse de llevar agua, y si fuera más largo algún tentempié para los niños también. El tema de baño es otra cosa a tener en cuenta. Ir antes de salir y explicarles que se realizarán algunas paradas pero que hay lugares que no se puede detener el coche.

Si nos organizamos y prevemos algunas cosas nuestro viaje será más llevadero para todos.

Deja un comentario