Viajar con niños

Los niños suelen ser bastante impacientes cuando se viaja con ellos y la mayoría de las veces, un trayecto que puede ser de uno hora u hora y media, se nos suele hacer eterno, más aún porque ha veces habrá que parar más veces para que los niños se estén quietos y no nos saquen de quicio.

Algunos padres suelen utilizar videojuegos o películas para que los niños vayan más entretenidos y poder así acelerar la llegada al destino donde vamos pero otras veces, y en la mayoría de los casos, no es posible tener esos instrumentos (dvd en el coche, videoconsolas) y hay que hacer uso de otras estrategias como puede ser darle conversación y que ésta sea divertida para él o ella de modo que no le preocupe estar durante mucho tiempo en un coche, o bien cantar canciones para entretenerlos.

Sin embargo, es conveniente parar de vez en cuando, y cuando se va con niños aún más, no porque sean molestos o no nos dejan conducir tranquilos sino por salud tanto para nosotros mismos como por nuestros hijos ya que estar demasiadas horas sentado en el coche, por muy cómodo que éste sea, cansa física y psicológicamente, y es mejor parar varias veces que llegar "destrozado" al lugar donde vayamos y tengamos que estar todo el día siguiente en la cama para reponernos (todos).

También tendremos que tener cuidado con las distracciones al volante, es mejor que hablemos con los niños antes de montarnos en el coche porque no pueden pelearse (en el caso de ser varios niños) porque eso pone nervioso a papá o mamá y puede tener un accidente que no es deseable para nadie.

 

Deja un comentario