Vacunemos a nuestras niñas contra el cáncer cérvico uterino

En cáncer cérvico uterino es uno de los tres principales causantes de muerte de mujeres en el mundo entero, y hoy, gracias a una revolucionaría vacuna, puede prevenirse. La gran mayoría de los casos de la enfermedad tienen como causante a un virus conocido como VPH (Virus de Papiloma Humano,) el cual es de transmisión sexual y de no ser detectado a tiempo, puede llevar a la formación de lesiones cancerosas.

vph Para nosotras, nuestras hijas pre adolescentes son muy pequeñas para siquiera pensar en enfermedades de personas mayores, pero no para comenzar su prevención. La FDA, principal organismo encargado de autorizar y fiscalizar autorizar medicamentos y tratamientos en los Estados Unidos, recomienza comenzar a aplicar la primera dosis de la vacunas durante la pubertad.

La vacuna, que debe aplicarse en tres momentos dentro de un periodo de seis meses, ojala entre los 11 y 12 años, demostró tener un efecto mayor si se recibía al comienzo de la pubertad. Si nuestra adolescente ya pasó esa edad, igual debemos preocuparnos que la reciba, ya que después de los 13 y hasta los 26, los niveles de protección aún son altos.

El que las pre adolescentes reciban la vacuna contra el VPH antes de iniciar su vida sexual, no quita que las madres debamos hablar con ellas acerca de los peligros de las enfermedades de transmisión sexual, educándolas hacia una vida intima rica y segura.

Otro punto a destacar es que el estar vacunada no significa dejar de lado el examen anual realizado por el ginecólogo para detectar la presencia del VPH, ya que los niveles de efectividad nunca llegaran al 100%. Seguro que tus hijas te lo agradecerán en un futuro bastante próximo.

Imagen: Gaceta

Deja un comentario