Tratamiento temprano sería clave para niños autistas

Poco se sabe del autismo, sus causas y como enfrentarlo, pero los especialistas coinciden que los pequeños que reciben terapia de lenguaje y estimulación, logran desarrollar una serie de habilidades extra, algo que aumentaría si empieza durante el primer año de edad.

autismo-bebe Generalmente el diagnostico de autismo no llega hasta que el niño tiene dos o tres años, desaprovechando uno de los periodos donde el cerebro humano es capaz de absorber y asimilar más información.

La terapia precoz, que debería comenzar alrededor del año u medio de edad, está marcada por el juego y la conexión con sus seres cercanos, logrando establecer una mayor cantidad de lazos emocionales, una de las áreas donde los niños autistas tienen mayor cantidad de dificultades.

Se trata de un tratamiento especial desarrollado por científicos norteamericanos de la Universidad de Washington, y requiere de al menos 22 horas de trabajo por semana, en las que se estimula el desarrollo del lenguaje y la comunicación con los demás, con la participación de un equipo multidisciplinarlo que incluye a los padres del pequeño.

Los especialistas llaman a que los padres pidan al pediatra pruebas para determinar la presencia de autismo al llegar al primer año de edad, y que si bien no será definitiva, ayudarán a que el niño alcance su máximo potencial, mejorando su calidad de vida futura y la de sus cercanos.

Imagen: Cuidado Infantil

Deja un comentario