Trastornos del sueño infantil

El sueño es un proceso biológico perfectamente organizado, pero tiene también muchos elementos conductuales. Cada persona tiene unos ciclos de sueño específico, más o menos profundos, que van variando a lo largo de la noche. Estos ciclos también van cambiando a lo largo de su vida.

Por eso, aunque un niño o una niña se despierte varias veces a lo largo del a noche no tiene por qué haber problema alguno. El conflicto surge cuando los padres y madres necesitan dormir en horas diferentes a sus hijos e hijas. En estos casos, terminan agotados.

Lo problemas de suelo existen cuando sus patrones son insatisfactorios, ya que afectan al bienestar del niño o la niña. Esto dependerá mucho de la persona, ya que para muchas es muy fácil volver a dormir después de despertarse. Sin embargo, para otras es imposible.

bebe_dormir_pautas

El trastorno no es una variación en lo patrones del sueño, sino una alteración real de una función fisiológica que controla el sueño. Es frecuente que los niños y niñas en algún momento padezcan algún tipo de alternación del sueño. Afortunadamente, suelen desaparecer con la edad.

No existen respuestas universales para estas alteraciones. Cada situación y cada persona son diferentes. En cualquier caso, son los padres y madres lo que mejor conocen a sus hijos e hijas y deberán tener en cuenta qué cosas pueden alterar su sueño: malestar familiar, acostarle deprisa, alterar sus rutinas, que el padre o la madre llegue a casa justo a la hora de acostarse…

Deja un comentario