Tras el parto, tonifícate con el Pilates

Los ejercicios del Método Pilates son muy beneficiosos después del parto. El Pilates tonifica los músculos más castigados durante el embarazo y el parto, y alivia el dolor de espalda.

www.embarazo10.com

El Método Pilates tonifica los músculos más castigados durante el embarazo y el parto, como el periné (músculo situado en el suelo pélvico) y el transverso (músculo abdominal más profundo), y también los músculos de la espalda, tan usados en el postparto, debido al peso del bebé y a las posturas forzadas que se adquieren al levantar al niño de la cuna, llevarle en brazos, amamantarle, ayudarle a dar sus primeros pasos, etc.

En todos estos casos, los ejercicios de Pilates ayudarán a la reciente mamá a combatir el dolor y a adquirir buenas posturas, que ayudan a prevenir posibles problemas.

Con el Método Pilates, después del parto, la mamás también consiguen, a nivel estético, que el vientre se aplane, la cintura se dibuje, los hombros no se caigan, que la musculatura se alargue y que los movimientos sean más ágiles, graciosos y seguros.

Además, mediante la concentración y la respiración que los ejercicios Pilates requieren, la mamá conseguirá estar bien consigo misma y, en consecuencia, con el bebé y los suyos.

Deja un comentario