Torrijas en Semana Santa

Ha llegado la Semana Santa y con ella, las deliciosas torrijas. Un postre fácil, barato y riquísimo que podemos preparar en casa con nuestros hijos e hijas.

Se desconoce cuál es el momento exacto en el que las torrijas comienzan su andadura, sin embargo, se cree que datan de la Edad Media y, a partir de aquí, la receta se propaga con rapidez. Su cuna la encontramos en los conventos y era el remedio perfecto para aprovechar el pan sobrante. Poco tiempo después, se comenzaron a preparar en las casas.

Los ingredientes necesarios son: pan en rebanadas, azúcar, miel, canela, aceite, huevos y leche. Se esponjan las rebanadas en la leche con el azúcar y la canela. Se rebozan y fríen. Tras escurrir, se pasan por miel previamente derretida; en doble cantidad de agua, a fuego lento.

untitled

Otra receta es la de las torrijas con leche: para ello, se cuece leche con azúcar, canela y limón y, luego, se empapan ligeramente en ella unas rebanadas de pan, largas y de medio dedo de gruesas, friéndolas, después de enhuevadas, hasta que estén bien doradas. Al sacarlas de la sartén, se colocan en una fuente con la leche sobrante, arreglada de azúcar y canela al paladar; se le puede agregar cáscara de limón o naranja rallada y se dejan así por espacio de una hora o más, para que se enfríen y crezcan.

Una variedad es sustituir la leche por vino, aunque es más habitual con leche. Se toman como postre o en el desayuno.

www.aikun.wordpress.com

Deja un comentario