Todo el mundo en la boca

Durante los primeros meses de vida, los bebés se llevan todo a la boca para morderlo y chuparlo. Muchas veces pensamos que es porque les están saliendo los dientes, pero en realidad están explorando el mundo que les rodea. Y es que, los bebés ya comienzan a succionar desde el útero materno. Comienzan a practicar con su propio dedo y una vez fuera con el pezón, chupetes, biberones…

En esta primera etapa, las sensaciones que obtienen a través de la boca les proporcionan una información más satisfactoria que cualquiera de los otros sentidos. Se llevarán cd666f133_aa la boca todo tipo de objetos: unas gafas, sus juguetes, la manta, la manga del body…

En un primer momento, los bebés chupan para aprender más sobre los objetos. Más adelante, cogerán lo que le interesa y se lo llevarán a la boca para un examen más minucioso.

Es su fuente primera de conocimiento y, aunque parezca mentira, reconocerán más fácilmente con la vista elementos que se hayan llevado previamente a la boca. Alrededor de los 8 meses, la investigación con la boca les llevará a jugar con su voz.

Con un año, ya comenzarán a explorar e investigar los objetos de forma diferente. Comienzan a apilarlos, tirarlos o zarandearlos para obtener información a través de sus otros sentidos.

Deja un comentario