Tipos de respiración

En cada fase del parto hay distintos tipos de respiración que nos pueden ayudar a sobrellevar mejor el dolor así como a conseguir que todo vaya incluso más rápido.

En las clases prenatales se les suele enseñar a las mujeres los tipos de respiración que hay ya que tienen una serie de ventajas como el aprovechar las energías de la madre al máximo, oxigenar mejor a la madre y al bebé, atraer la atención en la respiración y no en el dolor,….

 Existen tres tipos básicos de respiración para cada una de las fases del parto que son:
 
- Respiración lenta. Destinada más a la dilatación, en el primer momento del parto. Consiste en tomar poco aire por la nariz y soltarlo por la boca. Se debe realizar a un ritmo de entre diez y quince respiraciones por minuto, tardando más tiempo en soltarlo que en coger el aire.
 
- Respiración soplante rápida.Es la utilizada para cuando no debemos empujar. Consiste en tomar aire y expulsarlo rápidamente por la boca mientras duran las contracciones. Esta respiración es muy cansada así que sólo se recomienda para esos momentos.

- Respiración de expulsión. Es para la salida del bebé. Consiste en tomar aire por la nariz llenando al máximo posible los pulmones y empujarlo con fuerza hacía abajo.

- Respiración completa o profunda. Es un tipo de respiración que se debe hacer siempre cuando empiezan y cuadno acaban las contracciones y consiste en tomar aire llenando al máximo los pulmones y el vientre y echarlo pero siendo consciente de ese proceso, es decir, es una manera para aliviar así la tensión que nos pueden originar las contracciones.

Deja un comentario