Test de Apgar

 

rnacido2

 

Una vez culminado el parto, todo nuestro esfuerzo se ve recompensado al tener a nuestro hijo entre los brazos. Pero luego de algunos minutos los médicos lo toman y comienzan a hacer mediciones, pesarlo, medirlo, hacer cuentas, etc. ¿Qué está pasando?

El primer examen que se le realiza al bebé recién nacido se llama Test de Apgar. En el, se miden diferentes funciones corporales, como el color de su piel, respiración, pulso, su respuesta a estímulos y tono muscular. A cada una de estas funciones se le otorga un puntaje y según la suma de esté se determina el estado de salud del bebé.

El 90% de los recién nacidos obtiene un puntaje considerado normal. Aquellos bebés que caen en el rango medio requieren mayor cuidado y observación y los que obtienen un puntaje bajo necesitan ayuda respiratoria y cuidado médico intensivo. A los cinco minutos de nacimiento el test vuelve a aplicarse. Generalmente aquellos niños que quedaron en el rango medio se normalizan. Los que están en rango bajo son trasladados a la unidad que cuidado intensivo neonatal.

Este test se viene utilizando desde 1952 y ha contribuido a disminuir la mortalidad en el recién nacido.

Dependiendo de la maternidad y el país también se aplican otros exámenes a los neonatos para detectar algunos trastornos que no detectables a primera vista, como el hipotiroidismo, algunas alergias, intolerancias a elementos del ambiente o alimenticios, defectos y enfermedades genéticas, etc.

Deja un comentario