Ten listo el botiquín de verano

Durante el verano se pasa más tiempo en la calle o fuera de casa. Por eso, los niños y niñas tienen más posibilidades de caídas, rasguños, picaduras…

Por eso es recomendable tener siempre a mano un botiquín con algunos medicamentos u objetos necesarios para unos primeros auxilios básicos.

Por ejemplo, nuestro botiquín contará con algodón, esparadrapo, gasas, apósitos estériles y alguna solución desinfectante. Además, conviene llevar siempre a mano varios documentos como las tarjetas sanitarias, cartillas de vacunación y los teléfonos del personal de pediatría.

Hay otros accesorios muy útiles como tijeras, termómetro, guantes desechables…

Por otro lado, están los productos para prevenir, como por ejemplo las cremas solares y repelentes para los mosquitos. En este sentido también puede ser de utilidad una barra de cacao para hidratar los labios y una crema para después del sol. Para las picaduras de insectos llevaremos algún producto que las alivie.

Por último, siempre es aconsejable ir provistos de algún tipo de paracetamol o ibuprofeno para combatir catarros o fiebres bajas.

Deja un comentario