Ten el control sobre las visitas

Acabas de dar a luz y, tras nueve meses de espera, todo el mundo está ansioso por conocer al bebé.

Por un lado, la mujer estará encantada de recibir visitas y de presentar al bebé, pero por otro necesita descansar y recuperarse cuanto antes. Por eso, es importante que la pareja tenga el control sobre las visitas, tanto en el hospital como en casa, y pueda poner los límites que estime oportunos.

Antes del parto debemos pensar qué es lo que nos gustaría una vez que demos a luz. Hoy en día no hay tanto problema porque son las propias maternidades las que están estableciendo los límites de visitas. En cualquier caso, informa a tus familiares, amigos y amigas sobre tus deseos, si prefieres que te visiten en casa o en el hospital.

Tras el parto, y durante el ingreso en el hospital la mujer necesita descanso. Además, son momentos delicados, con cambios de humor, de dormir poco…O por el contrario, puede que la mujer esté pletórica y con ganas de tener cerca de sus seres queridos. No dudes en expresar a tu pareja y a tus familiares tus necesidades.

Una vez en casa, la pareja y el niño o niña estarán más tranquilos. Aunque por otro lado, el acceso de las visitas es más fácil y cómodo. En cualquier caso, siempre es mejor que las visitas avisen antes de ir a casa, ya que podemos estar durmiendo, dando el pecho…

Otra opción para terminar con el goteo es hacer una especie de celebración donde se presente en público al bebé.

familia-bebe-rie-3

Deja un comentario