Tatuajes y embarazo

Hoy en día está muy de moda hacerse tatuajes y un momento especial para hacerse uno puede ser el nacimiento de un bebé. Pero hay que tener en cuenta varios aspectos.

Primeramente, si los tatuajes son de hace tiempo, no hay ningún problema para el feto. Solo debemos saber que durante el embarazo, la piel se estira al aumentar el volumen del cuerpo de la madre. Por eso, tatuajes en zonas como el pecho, el vientre o la cadera podrían verse alterados.

tatu

En cuanto a los tatuajes en la zona lumbar, debemos saber que si lo lucimos ahí, no podrán ponernos la epidural durante el parto.

Respecto al feto, no hay indicios de que la tinta pueda afectarle, aunque si debemos tomar ciertas precauciones. Ante todo el local donde nos hagamos el dibujo deberá cumplir todos los requisitos de sanidad y deberá tener al día los permisos y licencias. Lo mismo exigiremos para el personal que nos vaya a tatuar.

Además, deberemos comunicarles que estamos embarazadas o nuestra intención para estarlo. No estaría de más hacerles formar un documento para posibles reclamaciones si pasara algo.

En cualquier caso, siempre sería mejor esperar hasta después del parto para tatuarnos, ya que más vale prevenir que curar.

Deja un comentario