Talleres: La mejor opción para los niños en verano

Llevan tan sólo tres días fuera de la escuela y tus hijos repiten cada cinco minutos la frase “estoy aburrido,” a la espera que saques del bolsillo algo mágico que les entretenga. El verano no es sólo un tiempo de descanso escolar, sino que un momento para que los chicos se distraigan y nada mejor que hacerlo con actividades nuevas.

Los talleres de verano son una excelente alternativa para los niños que se quedan en casa durante los meses de verano, ya que además de ofrecerles un lugar para divertirse fuera del tallereshogar, les sirven para aprender nuevas habilidades y conocer amigos.

Los hay temáticos y también generales. La mayoría tiene a los chicos separados por edad y se dictan en centros de recreación, escuelas y estadios deportivos. Los chicos mayores disfrutan de albercas, guerras de agua, práctica de deportes y excursiones, acompañados por adultos que les monitorean mientras conocen a compañeros que pronto se convertirán en amigos.

Para los más chiquitos, las alternativas son algo más reducidas y generalmente se trata de un espacio de juego al aire libre donde también hay espacio para el arte, la música y claro que si, un par de chapuzones supervisados por maestras parvularias.

Si es que tu hijo práctica algún deporte, seguro encontrarás un taller dedicado al fútbol o al básquet, lo mismo para quienes desean aprender cocina o gustan de las artesanías. Estas “escuelas de verano,” suelen funcionar de forma diurna de lunes a viernes y en algunas ocasiones organizan campamentos nocturnos con los niños más grandes.

Si tu hijo tiene necesidades especiales, averigua con su medico o algún terapeuta por talleres dirigidos a pequeños con discapacidades o alguna enfermedad (diabetes, cáncer, etc.)

Imagen: Penn Live

Deja un comentario