Taller de caretas

Ahora que se acerca el carnaval, fiesta que se suele celebrar, en mayor o menor medida en España  así como en Canarias, Baleares,… Y en casi todo el mundo, las guarderías se preparan para comenzar los talleres de caretas, de disfraces de los niños para que celebren, aunque sea un día de la semana de carnaval, su carnaval especial.

En mi caso el tema escogido este año han sido las caretas pero son caretas especiales ya que las caretas que vamos a hacer tienen una parte de careta (la parte que esconderá la cara del niño) pero también una parte de disfraz y es que he pensado en hacer una careta que sirva también de disfraz y qué mejor modo que hacer una careta de perro o gato, según les guste a los niños un perro o un gato y así que puedan disfrazarse de animales.
 
Para ello me he hecho con un diseño de la cara de un gato que es muy facilito (lo encontré en un libro de mis sobrinos) y sólo he tenido que rehacer el dibujo quitándole las orejas al gato. Después lo que he hecho ha sido dibujar las orejas (más bien grandes para que se vean en la cabeza del niño) y una vez que se tiene el molde sólo es cuestión de recortar tantas caretas y orejas como niños tengamos, aunque no vendría mal recortar algunas más por si se nos estropea alguna o el niño la acaba rompiendo.
 
Con la careta de perro es básicamente lo mismo, cambiaremos un poco el diseño con respecto al gato (más que nada porque los gatos, casi todos tienen las orejas puntiagudas y hacía arriba pero los perros hay razas que las tienen hacía abajo, no vayamos a elegir un diseño que las tenga hacía abajo (aunque tampoco quedarían mal)).
 
Hechos ya los moldes, es hora de trabajar con los niños porque ellos tienen que ser los protagonistas y eso quiere decir colaborar en el diseño de la careta. Como la habremos recortado en cartulina (para que sea algo más sólida) podemos hacer varias cosas: que pinten con pintura de dedos (cuidado con la pintura); que utilicen pegatinas (gomets); utilizar purpurina de colores (puede ser pegamento de purpurina o bien ayudarles nosotros y utilizar cola y purpurina por separado).
 
Es una actividad que lleva su tiempo ya que es laboriosa pero que nos dará gran satisfacción cuando veamos corretear a nuestros perritos y gatitos.

Deja un comentario