Tai Chi para embarazadas

Durante el embarazo, la futura madre demanda una mayor cantidad de oxígeno y con el Tai Chi, estaremos oxigenando el organismo tanto de la mamá, como del bebé.

Si estás embarazada, también, te ayudará a relajarte y concentrarte para afrontar sin miedo el momento de la dilatación en el parto. No resulta un ejercicio agresivo y en ningún momento se deteriora el suelo pélvico.

Durante una clase de este arte oriental, se realizan movimientos circulares, lentos y suaves siempre coordinados con la respiración. Esta última, es fundamental para adquirir el dominio de los movimientos que comportan el Tai Chi.

www.parana.olx.com.ar

La respiración ayuda a la relajación, y con la relajación del cuerpo y de la mente, se consigue la armonía que nos hace más fácil esta práctica. Por ello, con la conjunción de dichos elementos, proporcionarás un masaje interno a tus órganos movilizando los músculos, tendones y articulaciones y sobre todo, facilitando una buena oxigenación en los pulmones.

Casi todos los ejercicios se realizan de pie e intervienen en su ejecución manos, dedos, brazos, piernas, espalda y cabeza. Si lo vemos desde fuera, parece un baile suave y lento. Además de relajar, sirve para endurecer ciertos músculos y mantenernos en perfecta forma física.

Deja un comentario