Sobreprotección o seguridad

Durante varios meses hemos visto cómo la seguridad para los niños ha aumentado y se han empezado a vender pulseras localizadoras, chips implantados en los niños,… Todo para que los padres sepan en todo momento dónde están sus hijos y algunos de esos dispositivos incluso alertan a la policía si el niño sale del radio que los padres hayan delimitado para ellos.

Pero… ¿toda esa angustia, preocupación, seguridad es buena para los niños? Yo creo que no es bueno hacerles ver a los niños que tenemos miedo de que les pase algo porque ese temor, en ellos, irá en contra de ellos porque comenzarán a tener miedo de salir a la calle, y cuando se les acerque alguien se pondrán muy tensos, aunque esa persona sólo sea un amigo nuestro.

Es por eso que, si queremos darles seguridad a nuestros hijos, lo hagamos sin que ellos se enteren, siempre intentando que no descubran que los vigilamos o que estamos más pendientes de lo normal cuando vamos con ellos, o que nos quedamos intranquilos cuando salen a la calle a jugar o con sus amigos. Ellos tienen que tener una infancia y adolescencia lo más tranquila posible aunque no descarto que, cuando son más mayores, deben darse cuenta de la realidad y comportarse con cautela porque nunca se sabe lo que puede ocurrir.

Para nuestros hijos, lo mejor es que no sepan que hay miedo de que les pueda ocurrir algo porque, no se preocuparán tanto por ellos mismos, sobretodo cuando son pequeños, sino que lo harán por nosotros, para que mamá o papá no se preocupen de que le pase algo malo. Y es que hoy en día hay que tener cuatro ojos, y más después de todo lo que se ve, se oye  y se lee en televisión, prensa y radio.

Deja un comentario