Síndrome del bebé sacudido

 

father4

La cabeza de los bebés y niños pequeños, es muy diferente a los de los niños mayores y adultos. De menor tamaño y desproporcionada al resto de su cuerpo, su cráneo tiene espacio en el interior para dejar espacio al cerebro en desarrollo, además toda su estructura es frágil y suave, por lo que es más propensa a daños y traumatismos.

El Síndrome del bebé sacudido, es un tipo de lesión que se presenta cuando el bebé es sacudido de forma fuerte ya sea de forma accidental o culposa. Las lesiones que puede producir van desde cambios de conducta e irritabilidad, hasta sangramientos internos, inflamación cerebral, daño cerebral, e incluso la muerte.

No es necesario sacudir al niño con extrema violencia para causar algún daño. Apenas una sacudida de cinco segundos basta para causar consecuencias, ya que el cerebro rebota dentro del cráneo. Cualquier golpe a la cabeza del niño también reviste peligro, por las mismas causas mencionadas antes.

Los bebés de menores de cuatro meses son el grupo de mayor riesgo, aunque hasta los dos años los niños se encuentran propensos a sufrir del síndrome. En caso de sacudidas violentas, chicos mayores pueden estar expuestos a peligrosas lesiones.

Los adultos deben saber que bajo ninguna razón, se debe sacudir al bebé o niño para que deje de llorar, como forma de reprimenda, o como forma de calmarlo, ya que se pone en serio riesgo su salud. El Síndrome del bebé sacudido, está tipificado como un tipo de abuso infantil, y los padres deben estar alerta a los síntomas que presentes sus hijos cuando les han dejado al cuidado de otras personas.

Deja un comentario