Si tiene almohadillas blancas en la boca…

Puede tratarse de una infección por hongos, bastante común e inofensiva, que se conoce como aftas, algodoncillo o candidiasis oral. Las aftas o algodoncillo tienen el aspecto del requesón o la cuajada y aparecen en los lados de la boca, el paladar y a veces la lengua del bebé. Las aftas son más comunes en bebés de menos de 2 meses, pero también pueden manifestarse en bebés más grandes.

Los hongos son bastante comunes en el sistema digestivo pero, cuando existe un desequilibrio, se produce una infección. La mayoría de los niños entran en contacto con los hongos por primera vez al pasar por el canal del parto. Las aftas pueden desarrollarse cuando los cambios hormonales inmediatamente posteriores al parto provocan un crecimiento excesivo de hongos en la boca del bebé.

Después del nacimiento, si el niño está tomando antibióticos (o si tú los estás tomando y estás amamantando), los mismos antibióticos pueden provocar aftas. Eso sucede porque los antibióticos matan las bacterias "buenas" que mantienen los hongos bajo control.

Algunas mamás y bebés se contagian la infección mutuamente. Si estás amamantando te puede contagiar las aftas el bebé, lo que produce una dolorosa infección por hongos en los pezones que requiere atención médica. Por otro lado, tu bebé puede contagiarse al mamar si tú desarrollas una infección en los pezones a causa de un tratamiento con antibióticos. Sin embargo, algunas mamás no se contagian aun amamantando a bebés que tienen aftas, y algunos bebés que lactan no se contagian la infección de la mamá.

Fuente de la imagen: www.odontobebe.odontovida.com

Deja un comentario