Si no se coloca para el parto

Generalmente, no es hasta la semana 32 de embarazo cuando el niño o la niña se van colocando en posición para el parto. Esto es con la cabeza hacia abajo. No obstante, algunos bebés no consiguen darse la vuelta por si mismos, por lo que necesitan una pequeña ayuda.

La posición incorrecta del feto se puede deber a varios factores. Uno de ellos es la forma irregular del útero de la madre, que no deja el espacio suficiente para que el bebé se mueva.

El tamaño del cordón umbilical también puede influir. Si es muy corto, se tensa cuando el bebé quiere moverse, impidiéndoselo.

Si la mujer tiene escaso líquido amniótico y el bebé no se coloca, puede impedir las manipulaciones externas del personal de ginecología.

En el caso de embarazos múltiples, el espacio de maniobra de cada bebé es mucho menor.

seccion_22_35

Si a falta de 4 a 6 semanas para el parto del niño o la niña no se han colocado, se suele aconsejar a la embarazada realizar a diario unos sencillos ejercicios.

El primero consiste en tumbarse de espaldas o sobre un costado procurando elevar la pelvis con almohadones. Esta posición favorece la separación del bebé de la pelvis y que se mueva un poco.

Una segunda técnica es realizar masajes en el vientre, con suaves movimientos circulares.

Si notamos que el bebé se ha dado la vuelta, la mujer debe acurrucarse cada día durante 10 o 15 minutos. Esto ayudará al niño o a la niña a permanecer en la posición correcta.

Deja un comentario