Sexualidad post-parto

Algunas veces las relaciones sexuales, cuando acabamos de dar a luz, cambian de manera radical, quizás debido a los cambios hormonales que sufrimos hasta que el organismo vuelve a su estado "normal" o quizás porque también nosotras cambiamos.

Durante los primeros meses después del parto las relaciones sexuales pueden ser algo más difíciles de realizar. Incluso, las mujeres pueden no tener ganas de practicar relaciones sexuales durante un tiempo por varias razones: dolor y/o hipersensibilidad en la zona; cansancio, falta de tiempo, temor,…

El hombre también se cohíbe a la hora de tener relaciones sexuales con su pareja porque piensa que no es adecuado, que no le gustará o, por temor al rechazo.

Ante esas situaciones lo mejor es que se hable francamente del tema para no desembocar en un problema mayor. En general, y como idea principal, es no realizar los actos sexuales hasta que no se deje de sangrar de modo que el organismo pueda "sanar" de manera natural y no ocurra ningún accidente como puede ser el que se fisure alguna parte del útero que lo que haga es que las mujeres tengamos más molestias.

Bueno, la verdad es que con un bebé en casa es bastante difícil hacer nada pero las relaciones sexuales post-parto han de comenzar poco a poco para no hacer daño a la otra persona y así poder disfrutar los dos del placer. Si pasados algunos meses se ve que alguno de los dos rechaza las relaciones o que aparecen dificultades, lo más aconsejable es buscar información.

Deja un comentario