Ser padre comienza en el embarazo

Aunque seamos nosotras las que llevamos a nuestro hijo o hija en la barriga, es posible compartir el embarazo con nuestra pareja. Una de las primeras cosas que yo hice fue comprarle un libro especialmente escrito para ellos y que se titula “Ella va a tener un bebé y yo un ataque de nervios”. Aunque se nota que está escrito por/para estadounidenses, es fácil de leer, ameno, divertido y muy útil. Ayuda a los chicos a entender muchas cosas que nos ocurren durante esos nueve meses y a llevarlo mucho mejor.

Otra de las cosas que hicimos, y esto salió de él, fue comprar una crema anti-estrías para que me la aplicara cada noche antes de dormir. Así, nos asegurábamos el compartir unos minutos de ternura y él aprovechaba para hablar al bebé. Llegó un momento en que cuando yo estaba en la cama y él llegaba, me daba la sensación de que el bebé reconocía su voz y empezaba a moverse, quizá esperando el momento en que su padre le acariciaba y le hablaba. Al principio resultaba ridículo hablar a una barriga, pero entre risas, acabó siendo muy gratificante.

También tuve muy claro que era mi pareja quien debía acompañarme, siempre que pudiera, a las visitas al ginecólogo. No a las revisiones en las que sólo te pesan, pero sí a las que hubiera ecografía. Esos momentos se recuerdan para siempre y es el padre quien debe estar junto a la madre, en la medida de lo posible, puesto que son ellos los que componen la nueva familia.

Lo mismo ocurre con el parto. Muchas madres (me refiero a las futuras abuelas) ejercen presión psicológica sobre las hijas para estar presentes con la excusa de que a él le da miedo la sangre o que se pone nervioso. Yo creo que no es sólo una opción, es la obligación del padre estar en esos momentos junto a su pareja. Si no es capaz de enfrentarse a sus temores por acompañar a su mujer y ver nacer a su hijo, mala señal, porque a partir de que nazca va a tener que estar a la altura muchas más veces y se habrá perdido un momento de los que marcan para siempre.

Deja un comentario