Sentirte niña de nuevo

Os acordáis de cuando erais pequeñas?. Yo procuro acordarme muy a menudo ya que me hace mucha gracia cuando mis hijos hacen algo que inconscientemente me devuelve a mi pasado. Hay veces que viéndoles jugar a ellos retrocedo veinti tantos años y vuelvo a ser pequeña como lo son ellos. Me acuerdo mucho de las cosas que me decía mi madre y las que me ayudan no dudo en decírselas también a mis hijos. Es cierto que mi madre me educó como buenamente pudo siendo una mujer viuda a cargo de tres niñas pequeñas y yo he tenido muchas carencias que procuro no transmitir a mis hijos. Soy una persona bastante fría y poco cariñosa, pero con mis hijos no se que me pasa que estoy todo el día dándoles besos y abrazos y me derrito como un cubito de hielo cuando lo pones en las llamas de un fuego. Es tan fácil querer a un hijo que no entiendo como pueden haber personas que los utilicen para hacer el mal.
 
 Me parece tan increíble con las cosas que se distraen…a veces les basta con un simple color de cera para tirarse toda la tarde entretenidos y a mi me basta mirar como juegan para que las horas pasen súper rápido. Se creen las historias que les cuento sin dudar de mi palabra y se emocionan con esos cuentos que me invento donde ellos son los únicos protagonistas. Nadie te escucha con la atención que lo hace un hijo, se empapa de todo lo que le dices y me enorgullece que luego ellos utilice los consejos que les doy en su día a día.
 
Estoy convencida de que soy una buena madre ya que mis hijos están creciendo siendo dos personitas cariñosas que saben decir no a las cosas sin dejarse chantajear y han aprendido a decir “lo siento” cuando han hecho algo que no es del todo correcto o a decir muchas gracias cuando les das algo que desean.
 
Me encanta mirarlos y pensar en mi cuando tenía su edad porque eso me hace volver a sentirme niña y poder jugar con ellos como si realmente volviera a tener cinco años.
 
 
This entry was posted in General.

Deja un comentario