Senda Viva, el camino de la naturaleza

Inaugurado en marzo de 2004, es un parque de la Naturaleza sin dejar de ser un parque temático, ya que también propone un viaje a la Navarra de comienzos del siglo XIX. Bien aprovechada, la visita lleva unas cinco horas, o tal vez algo más. La oferta es variada: desde el senderismo que ya anuncia su propio nombre hasta recorridos en carros tirados por bueyes, en camiones o en barcas, pasando por la posibilidad de hacer caída libre desde 30 metros (minicaída para niños), sin olvidar los programas educativos.

También es un parque zoológico, con sus muflones, rapaces, leones, nutrias, jirafas, papagayos, gamos, animales autóctonos, como el caballo burguete o la jaca navarra y la vaca betizu, e incluso, para los más pequeños, un mini-zoo. En total, hay más de 500 animales, pertenecientes a 40 especies distintas. Además, el recinto tiene 150 especies vegetales distintas.

Senda Vida, además, ofrece varios espectáculos, como el de Cetrería que combina a la perfección naturaleza y espectáculo. Además, si te acercas por la Cetrería podrás contemplar la velocidad de los cernícalos, el planeo del águila escudada, el vuelo del azor, el simulacro de caza de los ratoneros de Harris o el aterrizaje de cuatro tipos distintos de buitre.

www.conhijos.es

Otro de sus espectáculos es el circo, actividad que se estrena este año y uno de los favoritos de niños y niñas, el Cuentacuentos, a cargo del Hada del Bosque.

Deja un comentario