Seguridad en el baño

Cuando tu bebé se pueda sentar de forma independiente, ya podrá comenzar a bañarse en la bañera grande. Estos son algunos consejos para que la hora del baño sea lo más segura posible:

Supervisa a tu bebé. Obsérvalo en todo momento durante el baño. Los bebés pueden ahogarse en 2,5 centímetros de agua.

Evita caídas. Pon una alfombrilla de goma en la bañera para que se siente. Aunque todavía no se puede poner de pie solito, explícale que en la bañera siempre hay que estar sentado, nunca de pie.

Vigila la temperatura del agua. Mantén la temperatura del agua entre 35 y 37 grados centígrados. No gradúes el calentador de agua a más de 48º C.

Prepara el baño con seguridad. Llena la bañera de modo que el agua no llegue más allá de la cintura del bebé cuando esté sentado. Deja correr el agua antes de ponerlo en la bañera y cuando lo sientes, sitúalo lejos del grifo. Algunos papás ponen una funda sobre la llave, aunque no es probable que el bebé se golpee contra ella.

No uses mucho jabón. El jabón, champú y gel de baño pueden irritarle la piel si pasa mucho tiempo en el agua, por eso es mejor usar poquito. Esto es especialmente importante en los niños que tienen dermatitis atópica (niños con piel delicada y tendencia a padecer eccemas o irritaciones).

Deja un comentario