Segundos embarazos

Tras el primer parto, el cuerpo de la mamá experimenta diversos cambios que han de facilitar los futuros embarazos y partos.

Los tiempos de adaptación del cuerpo de la mujer se reducen a la mitad, los trastornos típicos del embarazo disminuyen, los tejidos son más elásticos, queda la movilidad ósea, el cuello del útero es más blando y los tiempos de la expulsión también se reducen, prácticamente, a la mitad.
Si el médico no indica lo contrario, en el segundo embarazo no tienen por qué repetirse las complicaciones sufridas en el primer embarazo o un parto difícil.

El dolor de espalda, la sensación de náuseas, la duración del trabajo del parto, la cesárea… es posible que sean totalmente diferentes en el segundo embarazo.

¿La barriga crecerá antes?
Sí. Los músculos del abdomen están un poco más relajados y, por lo tanto, se adaptan enseguida a las modificaciones del embarazo.

¿El útero es más grande?
No. El útero no aumenta de tamaño tras el primer embarazo. Con el segundo hijo, el tamaño del útero aumentará mes a mes, gradualmente, exactamente igual que la primera vez.

¿Cuándo notaré los movimientos del feto?
En el segundo embarazo los movimientos del feto se notan a partir de la semana 14, mientras que la mamá primeriza no los experimenta hasta las semanas 20 o 22.

¿El trabajo del parto será menos largo?
En el segundo parto, el nacimiento del niño también implicará un cierto esfuerzo. Sin embargo, durará menos.

Deja un comentario