Segundo trimestre terminado

Seguro que, cuando le dieron las vacaciones de Semana Santa a nuestro hijo, éste iba cargado con una carpetita con todos los trabajos o libros que había estado haciendo en este trimestre que va de enero a marzo (en esta ocasión). En él incluso las maestras (algunas de ellas) suelen incluir unas pequeñas notas sobre si el niño o niña se ha portado bien o no, y en las cosas en las que necesita mejorar, y, para que ellos mismos lo entiendan y se lo puedan explicar a sus padres, se suelen utilizar caritas sonrientes o caritas tristes para uno u otro estado (sonríe si ha hecho bien algo y llora si necesita mejorar en otra cosa).

Los niños, con esos pequeños detalles, se sienten muy importantes e incluso los ves por la calle presumiendo porque van con su carpeta con todas las cosas que ha estado haciendo todos los días que ha ido a la guardería. Además, cuando llegan familiares a visitarlos, para ellos es una alegría poder enseñarles su libros coloreados por ellos mismos y que los alaguen (porque todo eso nos hace sentir muy bien, tengamos 2 años o tengamos 82).

Y los padres debemos de alentarlos cuando estén así porque eso querrá decir que, conforme vayan avanzando de curso deberán encontrar pequeños alicientes para seguir haciéndolo tan bien como antes y si cuentan con sus propios padres para poder hacerlo entonces se sentirán reconfortados si necesitan ayuda con las tareas o hay algo que no entienden.

Los niños, como los adultos, necesitan tener un apoyo en ciertas ocasiones y si, desde la primera edad se les brinda, se sentirán más tranquilos y podrán hacer frente a todo lo que se les ponga en el camino.

Deja un comentario