Scrabble; Un juego divertido y didáctico

Pasar una tarde en familia siempre es divertido y si lo hacemos con una actividad en común, en donde padres e hijos disfruten por igual será aún mejor. Para ello, recomiendo el juego de mesa Scrabble, también conocido como Palabras Cruzadas.

Su funcionamiento es simple y en el pueden participar todos los integrantes. Cada uno de los jugadores recibe cierta cantidad de letras con las que debe formar palabras, cruzándolas con las que el resto de los oponentes ha dispuesto sobre el tablero.

Si bien puede resultar complicado para los pequeños que recién empiezan en el mundo de la lectura y escritura, se les puede estimular a través del juego en parejas, donde el adulto irá guiando poco a poco al chico, quien poco a poco irá comprendiendo la dinámica de las vocales, consonantes, construcción de silabas y palabras.

La idea del juego es utilizar la mayor cantidad de letras en cada palabra; aprovechando ello, podemos explicarles la composición de ellas, siendo una instancia lúdica y educativa, donde los mayores veremos orgullosos como nuestros niños van superándose, y ellos estarán felices al ver los resultados de su esfuerzo.

Complementar el juego con una merienda, puede ayudar a que los chicos no se aburran al poco rato, ya que mientras espera su turno, puede ir comiendo o bebiendo algo, para una jornada familiar que seguro querremos repetir.

Deja un comentario