Sarpullido durante el verano

El sarpullido causado por el calor, también conocido como "fiebre miliar" o "sarpullido estival", es una erupción de pequeños bultitos (y a veces pequeñas ampollas) en la piel que pueden aparecer cuando un niño está demasiado caliente. Los bultitos pueden ser de color rojo, en especial si la piel es blanca. Es más común en los bebés, pero pueden padecerlo niños de todas las edades.
Si tu niño pequeño tiene un sarpullido causado por el calor, lo más probable es que lo veas en los pliegues de su piel y en partes del cuerpo donde las prendas están ceñidas, incluido el pecho, estómago, cuello, entrepierna y nalgas. Si usa gorras o sombreros, el sarpullido puede diseminarse a lo largo del cuero cabelludo o la frente.

El niño suda para enfriarse. Si suda tanto que sus poros se obstruyen y el sudor no puede salir, desarrollará un sarpullido causado por el calor. (Los niños son particularmente propensos porque tienen poros más pequeños que los adultos.)
El tiempo cálido y húmedo es el más propicio para este tipo de sarpullido, pero puede aparecer en el invierno también, si el niño lleva demasiadas prendas de vestir o si tiene una fiebre que lo hace sudar mucho. A veces, los niños tienen sarpullido después de que se les ponga un ungüento para la tos en el pecho.

Deja un comentario