Saborizantes naturales para la leche de los niños

bananaEn el mercado existe una increíble variedad de saborizantes para añadir a la leche de los niños  como también presentaciones lácteas que ya vienen con sabores artificiales agregados. Estos contienen una serie de elementos conservantes, colorantes, endulzantes, etc., que no entregan ninguna valor alimenticio a los niños.

Si queremos darle un sabor extra a leche que beben nuestros chicos, nada mejor que  prepararlos nosotras mismas, asegurándonos así que contengan sólo ingredientes naturales que además les proporcionan nutrientes.

Frutilla

Podemos preparar un exquisito añadido para la leche con frutillas naturales. Para ello debemos verter frutillas en la licuadora junto a un poco de agua de manera de crear una mezcla tipo pasta y que se disolverá con facilidad en un vaso de leche.

No importa la cantidad que preparemos, ya que podemos congelarla, sacando sólo lo que necesitemos para algunos días. Agregando un par de cucharaditas de nuestro saborizante natural a la leche, ésta tomará un sabor riquísimo y sobretodo natural, con el plus de los nutrientes que entrega la fruta.

Esencia de Vainilla

La esencia de vainilla es ideal para un rico vaso de leche, ya que se integra con facilidad y además de tener buen sabor deja un exquisito aroma que atraerá a los chicos. La podemos encontrar en supermercados dentro de preparaciones sanas. Para ello debemos fijarnos en la etiqueta para saber que se trata del producto original y no un substituto.

Banana

Nada más rico que llegar de la escuela a tomar un licuado de leche con bananas que se convierte en una completa merienda, ya que no sólo da sabor, sino que también entrega todas las cualidades de la fruta a través de una sola preparación.

Para cuatro vasos necesitas:

  • Dos bananas
  • 1 litro de leche desnatada

Puedes añadir algo de azúcar aunque no es necesario ya que se trata de una fruta lo suficientemente dulce

Corta las bananas en pedazos y mételas a la licuadora junto con la leche previamente enfriada en la heladera. Has funcionar la máquina hasta que ambos ingredientes se hayan mezclado y la leche se vea algo más espesa que lo habitual. Puedes servirla inmediatamente.

Imagen: Nestlé

Deja un comentario