Saber algo de la caldera de tu casa

Si hay algo que siempre damos por sentado, son los servicios con los que contamos en casa. La luz eléctrica, el teléfono, el drenaje sanitario, la calefacción. Están ahí y punto. Cumplen su función en nuestro hogar y casi ni nos damos cuenta lo importante que son…hasta que fallan.

En ese momento es cuando se nos viene el mundo encima, y no sabemos que hacer. Pongamos por ejemplo, la caldera…¿qué tanto sabes de cómo funciona?¿eres capaz de detectar un problema que puedas solucionar tú misma y cuál es un problema que debe arreglar un técnico especializado? Si cuentas con una caldera Fagor, por ejemplo, hay casos en que tendrás que llamar al servicio técnico Fagor en Barcelona, o en la ciudad donde estés ubicada…pero no siempre. Hay pequeños cuidados que puedes implementar tú misma y que pueden ayudarte tanto a alargar la vida útil de tu caldera, y además, reafirmar tu seguridad y la confianza en tí misma.

Un ejemplo de falla a la que debes estar atenta es una fuga de agua. Sobre todo si tu casa es antigua, es muy probable que las tuberías ya hayan sido sometidas a mucho uso, y por lo tanto estén desgastadas, al igual que las llaves de radiadores y de la propia caldera. Pero ojo, aún en casas más recientes, se pueden encontrar fallas, ningún equipo está garantizado al 100%. El asunto es que las calderas funcionan a presión. La presión del agua siempre debe ser óptima…así que ¿qué pasa cuando hay una fuga? La presión disminuye y esto puede perjudicar (y mucho) a su funcionamiento. Una pequeña fuga, además, es difícil de detectar por una sencilla razón: el agua está caliente, la tubería está caliente, así que el agua se evapora. Si crees que tu caldera no tiene la presión adecuada y hay una fuga, apaga la caldera e intenta detectar el lugar donde haya pequeñas gotitas de agua, una vez que todo el equipo esté frío.

Antes de llamar al técnico y de forma que estemos conscientes de lo que pasa con nuestro equipo, hay tres cosas que debemos detectar a cerca de una fuga: su localización, es decir, dónde es que se está perdiendo el agua, porque dependiendo del lugar, será la importancia que tendrá para el sistema; saber la presión del sistema, como decíamos, ésta la proporciona el suministro constante de agua, si encontramos el marcador de presión, éste debe estar en 1 bar; checar la llave de llenado: checar que esté bien cerrada.

Deja un comentario