Ronquidos Infantiles

En vez del tranquilizador sonido de su respiración, el sueño de nuestro hijo presenta sonidos parecidos a los de los típicos ronquidos del adulto. Los niños también roncan y la existencia de ellos significa alguna patología que no sólo afecta sus horas de sueño sino que también su salud.

Snoring-kid Si es que el pequeño comienza a roncar por las noches o la hora de siesta debemos comunicárselo al pedíatra, quien realizará un examen exhaustivo en búsqueda de los problemas más conocidos que se asociación con dicha condición, los que suelen corresponder a una obstrucción temporal de la vía respiratoria  (un resfrío, dolor de garganta o alergias) o fija (amígdalas o adenoides demasiado grandes, desviación de tabique nasal, obstrucciones de tejido en la garganta, etc.)

Una vez realizada la primera exploración, el pedíatra podrá notar si es que alguno de los problemas anteriores está presente, derivándole con frecuencia a un otorrinolaringólogo infantil, el que a través de tratamientos con medicamentos o por la vía quirúrgica, se encargará de eliminar los ronquidos infantiles, cuidando su salud y adecuado descanso.

En casos más difíciles, es probable que el pedíatra quiera realizar exámenes más acuciosos, que suelen realizarse mientras el pequeño duerme, momento en que será observado por especialistas, los que monitorearan cada aspecto envuelto en los procesos corporales del sueño.)

Los ronquidos no son normales y pueden llevar a problemas serios en caso de no ser tratados a tiempo. Lo mejor es consultar al pediatra de siempre, quien conoce a nuestro niño hace tiempo y junto a los datos expuestos por la madre, nos ayudará a eliminar esos sonidos que se cuelan en la noche sin permiso.

Imagen: Top News

Deja un comentario