Regalos creativos para el día de la madre I

Las madres guardan en un rincón especial las tarjetas, cartas, dibujos y collares hechos con macarrones que sus niños les van regalando a través de los años y que siguen siendo un tesoro cuando nuestro pequeño ya llega a la adultez. Esos artículos originales de los que una madre no quiere desprenderse.

Pero aparte de los regalos mencionados anteriormente los educadores, niñeras e incluso hermanos mayores, pueden ayudar a los más chicos con proyectos divertidos, interesantes y por sobretodo originales que de seguro sacaran alguna lágrima en la mañana del día de la madre, fecha que se celebra en la mayoría de los países el primer o segundo domingo de mayo.

Tazón pintado a mano

Es fácil encontrar en el mercado tazones blancos listos para ser decorados por nuestros jóvenes artistas que, usando pintura especial resistente a los lavados, podrán plasmar su arte y amor a mamá con pinceles y en el caso de los más chiquitos, una huella de su pequeña mano o deditos.

Un desayuno en la cama

Por un domingo, y ojala con la complicidad de papá, los chicos pueden despertar a mamá con un rico desayuno preparado por ellos y servido en una bandeja dispuesta creativamente por lo chicos donde se pueden poner flores, tarjetas, etc.. Quizá nuestros niños no estudiaron el Cordon Blue, pero los alimentos preparados con amor tienen mejor sabor que los de un chef profesional.

Vales

Aquellos niños ya más mayorcitos, pueden regalar a mamá su trabajo y esfuerzo en labores pequeñas pero necesarias. Dar a mamá un hoja de papel con “vale por” dirigidos a lavar el auto, hacer pequeños arreglos en el hogar, etc, son muy valiosos no sólo por el ahorro de tiempo, sino que porque nuestro chico nos regala su trabajo.

Deja un comentario