Reflujo vésico-ureteral en niños

La gran mayoría de los pequeños desarrollará algún tipo de infección urinaria en su infancia, aunque se tratará de algún episodio aislado. Pero para algunos niños es una situación recurrente y que requiere de cuidados.

La principal causa de infecciones urinarias crónicas es niños es el llamado Reflujo vésico-ureteral, un problema causado por una malformación en los conductos que lleva la orina hacia la vejiga, haciendo que se devuelva.

infeccion22 Se trata de una afección común,y que en la gran mayoría de los casos se corrige sola cuando el niño crece, pero cuando posee un mayor grado de severidad necesita tratamiento quirúrgico, ya que las infecciones pueden llegar al riñón causando daños a dicho órgano.

El Reflujo vésico-ureteral suele diagnosticarse una vez que los pequeños presentan varias infecciones urinarias, indicando que puede haber un problema morfológico en la zona. Para ello se realiza un examen llamado cistografía, en donde se observa cual es el recorrido que realiza la orina en el cuerpo.

Cuando el examen es anormal, el especialista puede detectar con seguridad la presencia de la malformación catalogándola en 5 niveles. Los primeros tres suelen mejorar por si solos sin requerir terapia, pero los dos últimos pueden ser peligrosos y requieren intervención.

La mayoría de los niños con Reflujo vésico-ureteral no quedarán con ninguna secuela y podrá seguir desarrollándose con normalidad, sin que su problema se repita en la adolescencia o adultez.

Imagen. Suena Familiar

Deja un comentario