Reflexiones de una futura madre

Este fin de semana nació Saioa, la primera hija de unos amigos. Fuimos a verla y con el instinto maternal y paternal que tenemos ahora mismo se nos caía la baba cuando la cogíamos y suspirábamos pensando en las ganas que tenemos de tener a nuestro hijo o hija en nuestros brazos.

¡Y todavía faltan 6 meses!

La sana envidia miraba con ternura a Saioa, sus movimientos, su llanto y sus pequeñas piernecitas rosadas mientras ‘acribillábamos’ a preguntas a los recién estrenados papás.

¿Qué tal el parto? ¿No te dio miedo cuando comenzaron las contracciones? ¿Qué tal la subida de la leche? ¿Y los puntos? ¿Duerme bien? ¿Qué tal os apañáis?

Y ellos, pacientes y felices de la vida, nos contaban detalle a detalle cómo habían vivido la experiencia. Un buen parto que ahora mismo todas las embarazadas firmaríamos.

Y esta misma mañana teníamos ecografía, la de las 12 semanas, y hemos podido ver a nuestro bebé, porque ya casi lo es, con su gran cabeza, sus brazos, sus piernas…Y no he podido evitar pensar en la felicidad que ha traído Saioa a sus padres y en las ganas que tenemos de que pase el tiempo.

Por eso, quiero felicitar a todas las embarazadas y a sus parejas porque más pronto o más tarde, podremos tener a nuestros bebés con nosotros.

Deja un comentario