Recupera la figura con tu bebé

Los bebés en sus primeros meses de vida necesitan mucha atención, estimulación y muestras de cariño. Además, la madre en el posparto debe realizar ejercicio físico para recuperase de las secuelas que el embarazo y el parto han dejado en su cuerpo.

Convertir una sesión de gimnasia en un juego divertido para mamá y el bebé es un excelente recurso para satisfacer de golpe las dos necesidades. Los ejercicios se pueden hacer en cuanto el niño o la niña sujete la cabeza.

Solo conviene tomar unas pequeñas precauciones como que ni el bebé ni la madre estén recién comidos, que el niño o la niña esté tranquilo y no tenga sueño y que le sujetemos bien al hacer los ejercicios.

Pero, ¡cuidado!, los bebés suelen ser unos entrenadores muy duros: quieren que repitamos una y otra vez los movimientos y no entienden que mamá también necesita descanso. Hay que empezar despacito.

Por ejemplo, tumbada sobre la espalda, con el bebé apoyado sobre tus piernas, dobla y estira un poco las rodillas como si fueras un balancín. Otra opción es sentada, tumbar al bebé en tus muslos y después dejarte caer hacia atrás y soplar, manteniendo la espalda redondeada y los brazos estirados.

Para los brazos y la espalda, túmbate en el suelo con las rodillas dobladas y los pies bien apoyados y sujeta a tu hijo o hija a la altura del pecho. Seguro que a ellos les encanta.

e492f369eab8ac1860916ce75cc05f7euniqueidcmcimage1 http://www.serpadres.es

Deja un comentario