Razones para acudir al hospital

Alrededor del séptimo mes de embarazo, las madres primerizas empezamos a plantearnos el momento del parto. ¿Dolerá? ¿Cómo me irá? ¿Notaré los síntomas?

Las clases de preparación al parto pueden ayudar para que las madres y, en ocasiones, los padres estén más tranquilos y tengan más confianza a la hora de afrontar la recta final.

Seguramente nos han contado mil y una historias diferentes sobre partos, buenos y malo, largos y cortos, pero todos con final feliz.

Una de las preocupaciones de padres y madres primerizos es la de reconocer los síntomas del comienzo del parto y saber cuándo acudir al hospital. Los nervios, muchas veces, hacen que nos precipitemos y que desde el hospital nos manden de regreso a casa.

http://www.nlm.nih.gov

pregnantwoman

Existen cuatro razones para acudir al hospital para realizar al ingreso.

En primer lugar están las contracciones. Es la señal inequívoca de que el parto ha comenzado, pero éstas deben ser frecuentes. Una cada cinco minutos en un periodo de al menos una hora.

En segundo lugar está la rotura de la bolsa de las aguas. Si el agua sale limpia (transparente) no hay prisa por acudir, podemos tomarlo con calma. Si el agua sale con el meconio (las primeras heces del bebé) significa que puede haber sufrimiento fetal, por lo que deberemos acudir rápidamente al hospital.

Otra causa de ingreso es el sangrado. Ya sea poco o mucho, rojo, rosa o marrón deberemos acudir al hospital para que nos controlen.

Por último, el dolor también es razón de peso para acudir al centro hospitalario.

Deja un comentario