Qué hacer ante una picadura de abeja

Abeja 1

Uno de los insectos que nos podemos encontrar en casi cualquier lugar al aire libre es la abeja. Si bien no son comúnmente agresivas, alguna acción descuidada puede hacerles creer que las amenazamos, por lo que no dudaran en enterrar su lanceta en nuestro cuerpo.

Los adultos bien sabemos lo desagradable que es una picadura, pero cuando ella ocurre en niños, debemos tomar acción inmediata para que aquel pequeño dolor no se transforme en uno más grande.

Lo primero es extraer la lanceta. No intenten hacerlo con sus manos, para ello lo mejor es utilizar una pinza. Una manera de hacerlo más fácil, es aplicar sobre la zona afectada una pequeña cantidad de vinagre o limón.

Es de esperar que suceda en la zona una reacción cutánea caracterizada por el enrojecimiento de la piel y una pequeña hinchazón, pero debemos estar alertas ante otros signos ante los cuales se debe llevar al niño a la sala de urgencias.

Si la hinchazón aumenta o se extiende a otras partes del cuerpo, el chico presenta problemas para respirar o se siente mareado, se trata de una reacción alérgica que debe ser vista para un médico, requiriendo a veces el uso de medicinas.

Es importante tener siempre en nuestro botiquín médico un antihistamínico recetado por el pediatra, quien sabrá el medicamento ideal que podría necesitar nuestro hijo.

Deja un comentario