¿Qué es el pie plano?

Cuando hablamos de afecciones comunes en la infancia, el pie plano sale a relucir como uno de los problemas en la formación de los pies que afecta tanto a niños como a niñas, y en general es de fácil tratamiento y buen pronostico.

pie-plano01 Normalmente el diagnostico lo hace el pediatra dentro del primer o segundo año de edad, al observar que la curvatura del arco del pie es inferior a lo normal o inexistente. Si tiene la sospecha, lo primera que hará será medir la zona con un instrumento especial llamado podoscopio y ver como la afección complica el andar del chico, aunque en la mayoría de los casos no lo hace.

De notar que se trata de un defecto más complicado que lo habitual, el pediatra nos derivará a un ortopedista infantil, quien querrá realizar exámenes radiológicos, decidiendo si se debe o no comenzar un tratamiento para normalizar la forma del pie.

En la mayoría de los chicos, el uso de plantillas o zapatos ortopédicos no tendrá ningún otro efecto más que hacerlos sentir incómodos. En general se recomienda que el chico camine descalzo siempre y cuando se pueda, viéndose la evolución del problema con el tiempo.

Si éste no mejora en uno o dos años, o el pequeño comienza a presentar dolor en la zona, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para darle al pie su forma normal, la que luego será seguida de sesiones de kinesiología, con una recuperación total en casi la totalidad de los casos.

Imagen: Web del bebé

Deja un comentario