¿Pueden trabajar nuestros hijos adolescentes?

Llegada a cierta edad, los chicos quieren más independencia y para ello no sólo requieren permisos, sino que también dinero para realizar actividades con sus amigos y mantener el estilo de vida que les gusta.

teenworker Pedir dinero extra a sus padres no es la mejor opción, ya que deben aprender el verdadero valor del dinero. Por ello son muchos los adolescentes que toman pequeños empleos para sus gastos personales.

Trabajar es una nueva experiencia para los adolescentes, ya que les enseña el verdadero valor del dinero. La idea es que sean labores adecuadas para su edad y que no ocupen muchas horas, ya que su primera prioridad siempre debe estar en el estudio.

Si es que nuestro hijo quiere comenzar a trabajar, nosotros debemos acompañarles en su búsqueda asegurándonos que obtendrá un empleo donde no se arriesgue su integridad física y sicológica, en un ambiente sano y con horarios razonables.

La ley española establece que los adolescentes pueden comenzar a trabajar a partir de los 14 años, en una jornada que no debe sobrepasar las 16 horas semanales entre los menores de 16, y las 20 horas en aquellos menores de 18 años.

Un chico de entre 14 y 15 no puede trabajar más allá de las 7 p.m, y los menores de 18 hasta las 10 p.m. Ninguno puede hacerlo más de seis días a la semana.

Los padres deben ir evaluando el impacto que el trabajo tiene en la vida académica y social de los niños. Su bienestar siempre debe estar primero, y si bien es importante aprender a ganar su propio dinero, es vital que lo hagan sin arriesgar su integridad.

Imagen: MetroKids

Deja un comentario