Protección solar en invierno

En verano el sol pega fuerte y ya sabemos la importancia de proteger a nuestros pequeños con cremas, como también la necesidad de mantenerlos fuera del alcance de los rayos solares en las horas de mayor peligro. Pero, ¿Qué pasa en invierno?

snow_kids El no sentir con fuerza los rayos del sol no significa que no exista peligro, ya que durante el invierno el astro rey quizá no se hace sentir, pero sigue siendo dañino para la piel, sobretodo la de los niños, que es más delicadas.

Lo ideal es seguir utilizando cremas de protección si es que el chico va a jugar un buen rato al aire libre, la que debemos colocar en todas las zonas expuestas. Si es que vamos a esquiar o los chicos salen a divertirse a la nieve, la utilización de lociones protectoras se hace más importante, ya que la nieve refleja los ratos solares sobre la piel con mayor fuerza de lo habitual.

Es recomendable que nuestro niño se aplique (o aplicarla nosotros si es pequeño) todas las mañanas loción de protección solar. Esta debe tener un FPS (factor de protección solar) de 15 como mínimo. Si toca clase de gimnasia, lo mejor será enviarles la crema en la mochila, para que se la pongan antes de correr afuera.

Con los cuidados adecuados, podremos proteger la sensible piel de nuestros chicos, evitando que absorban los dañinos rayos solares, con la posibilidad de padecer cáncer dérmico a temprana edad.

Imagen: Babble

Deja un comentario