Problemas tiroideos durante el embarazo

La glándula tiroides se encuentra en la parte delantera del cuello y tiene una importante función reguladora del metabolismo. Si no funciona bien, se puede padecer hipotiroidismo (hipoactividad de la glándula) o hipertiroidismo (hiperactividad).

Generalmente, no son muchas las mujeres que lo sufren durante el embarazo (un 8%) pero es importante que las mujeres embarazadas conozcan los síntomas, ya que este trastorno puede afectarles gravemente. Se puede detectar con un simple análisis de sangre.

El hipotiroidismo durante la gestación, según estudios estadounidenses, cuadriplica la posibilidad de tener hijos e hijas con bajo coeficiente intelectual. Por eso es importante un diagnostico precoz del problema. Consulta al personal médico si tienes alguno de estos síntomas, aunque alguno de ellos sean típicos del embarazo: fatiga, aumento de peso inesperado, sequedad en la piel, intolerancia al frío o debilidad muscular.

La hiperactividad de la glándula, hipertiroidismo, también puede causar problemas. En concreto, que los bebés nazcan con bajo peso. También tienen un mayor riesgo de otras afecciones como la preeclampsia, una enfermedad del embarazo que provoca elevada presión sanguínea, brusco aumento de peso y retención de mucho líquido.

Los síntomas son intolerancia al calor, calor en la piel, sudor, temblores, pérdida de peso y palpitaciones.

Deja un comentario