Prevenir los catarros

www.juniorpadres.com

Los catarros o resfriados son una enfermedad respiratoria muy frecuente, y aún más en los niños, está provocada por rinovirus, de los que se conocen más de 100 variantes diferentes (de ahí que no exista vacunación para prevenirla). Un bebé o niño saludable puede tener aproximadamente 6 resfriados comunes al año, ya que su sistema inmunológico (defensas) no ha desarrollado aún una respuesta inmunitaria frente a esos agentes infecciosos.

Tanto en niños como en personas adultas, los resfriados son más frecuentes en otoño e invierno. El contagio se produce por vía aérea, al respirar gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar por personas afectadas o bien por tocar superficies que han tocado antes esas personas (manillas de puertas y otros objetos). En el caso de los más pequeños, el contagio se ve favorecido por la permanencia en guarderías o jardines de infancia, donde los virus están presentes en el ambiente.

Al no existir una vacuna, es imposible evitar los resfriados, pero conviene:
Evitar el contacto con otros niños que padezcan resfriados, ya que el contagio es directo, rápido y muy fácil.
Vigilar que la dieta del niño sea sana, suficiente y equilibrada, rica en vitaminas y minerales.
Lavarse las manos con agua y jabón a menudo y lavar también a menudo las manos de los niños.

Deja un comentario