Premamás, también contra el frío

Al igual que hay que proteger a los niños y niña contra el frío, la mujer embarazada debe hacer los también, ya que nos es recomendable que tome medicamento si se resfría.

En primer lugar se debe cuidar la dieta. Es imprescindible llevar una dieta equilibrada, rica en fruta y verdura. Eso aportará vitaminas, facilitará la absorción del hierro, prevendrá el estreñimiento…Además, es necesario beber al menos dos litros de agua al día para acelerar la renovación hídrica.

La mujer embarazada debe abrigarse contra el frío, pero no en exceso. A causa del aumento del metabolismo basal, la futura mamá suele tener más calor que frío. Al igual que con los niños y niñas, conviene abrigarse por capas y llevar camisetas interiores de algodón que permitan la transpiración.

En casa, la temperatura debe ser agradable y oscilar entre los 19 y los 24 grados. Las habitación s deben airear a lo largo del día y el ambiente debe ser húmedo.

Además de estas recomendaciones, hay cinco reglas para que las embarazadas se mantengan sanas. En primer lugar, hay que evitar los ambientes llenos de gente y cerrados. También hay que evitar el fatigarse demasiado. Conviene descansar y reposar cuando sea necesario. Otra regla es evitar los cambios bruscos de temperatura. Cuando se salga a la calle y haga mucho frío, bufanda, guantes y gorro. Por último, no hay que preocuparse en exceso si tenemos dolor de garganta o se está un poco resfriada. Esos trastornos no perjudican al bebé.

2215641429_11fdd8047b

Deja un comentario